Codos

Bends

Realizamos templado y revenido completo después de la curvatura para aplicaciones críticas.

Soluciones de curvas

Tenaris trabaja junto con fabricantes de curvas de primera línea para proporcionar soluciones de curvas de alta calidad para oleoductos y gasoductos, tanto onshore como offshore. Los procedimientos de fabricación y pruebas de curvas superan todas las normas de calidad requeridas por la industria del petróleo y gas.

Nuestros clientes pueden obtener un amplio rango de geometrías de curvas y flexibilidad total en el diseño, con la definición del radio y ángulo a medida (además de las curvas convencionales a 45º y 90º).

Nuestros subcontratistas calificados realizan la curvatura por calentamiento por inducción con tecnología de última generación que permite el control total del proceso de curvatura, así como el monitoreo total de los parámetros del proceso de curvado.

Hemos manejado el suministro de soluciones de curvas para muchos de los proyectos más profundos del mundo, entre otros: Chinook & Cascade, Thunder Horse, Independence y Tahití en el Golfo de México, y Pazflor, Kizomba A, C & D, Greater Plutonio, Dalia y Bonga en África Occidental.

Proceso de manufactura

La producción de curvas de alta calidad depende del proceso de fabricación del tubo de acero que se transforma en una curva. Durante el proceso de curvatura con calentamiento por inducción, inevitablemente se produce un adelgazamiento en el extradós de la curva. Por lo tanto, es necesario producir un esbozado a medida que cumpla con el espesor de pared mínimo requerido después del curvado.

Otro aspecto importante es obtener la composición química más adecuada, pues permite la recuperación de las propiedades materiales del tubo después del proceso de curvatura mediante inducción por calor. Según las dimensiones del tubo, los grados y las condiciones finales de curvatura, pueden agregarse elementos aleantes al acero para garantizar la dureza y las propiedades mecánicas requeridas, y para asegurar que la química de la curva sea lo más parecida posible a la química del tubo de conducción.

A cada curva se le aplica tratamiento térmico para lograr las propiedades mecánicas requeridas después del curvado. Para aplicaciones críticas, tales como acero de alta resistencia, pared gruesa, servicio agrio o baja temperatura, también realizamos el templado y revenido completos después del curvado, como proceso preferido.

El mecanizado de los extremos de las curvas garantiza tolerancias óptimas de diámetros internos, además de asegurar que la curva tenga por lo menos las tolerancias de trabajo mínimas del esbozado.